jueves, 27 de julio de 2017

HEPHAISTOS 7.1 CONTINÚA CRECIENDO

El ayuntamiento de Juzbado y Escuelas Campesinas de Salamanca se han unido este verano para poner en marcha el laboratorio de hierro y escultura Hepahistos 7.1 “El Árbol del Tiempo”. El programa creado y dirigido por el artista salmantino Fernando Sánchez Blanco es la nueva actualización del mismo después de Hephaistos 7.0 “Los oficios del hierro”, desarrollado en Monleras y El Manzano la pasada primavera. Se trata de una experiencia pionera que consiste en implicar a los jóvenes del pueblo en la creación artística con el fin de realizar una intervención escultórica en un espacio público, al tiempo que se forman en las técnicas del trabajo en hierro.
Juzbado, hephaistos7.1, Fernando Sánchez Blanco
Fernando Sánchez Blanco junto a Jóse y Alex trabajando en el árbol del Tiempo.

 
Tras un mes de intensa labor con una decena de jóvenes juzbadinos el “Árbol del tiempo” ya adquiere forma y genera expectación entre vecinos y curiosos que se acercan diariamente a los jardines del centro del municipio cada mañana.  La obra, con una altura superior a los 5 metros, será la gran apuesta estival del municipio por incorporar a sus vecinos en la creación de nuevos espacios públicos, a la par que se genera un nuevo escenario de aprendizaje y motivación para con los más jóvenes. La pieza se situará a la entrada del pueblo para dar la bienvenida a vecinos y visitantes.
Juzbado, hephaistos7.1, Fernando Sánchez Blanco
Lourdes Recio, la única mujer participante corta el metal junto a Fran y Jóse.




Su finalización está prevista para finales de agosto y se incorporará al variopinto y sugerente catálogo de piezas de arte que jalonan las calles y rincones del municipio de Juzbado.  Si en el otoño se inauguró el gran mural libro abierto y durante la primavera fue el “jardín en espiral”, esta vez, según Marta Recio, concejala del ayuntamiento, “la nueva obra también es participada y consolida nuestra apuesta por reinventar espacios y generar otros nuevos de convivencia y de diálogo con las artes plásticas en el medio rural”.  Con ello -añade Fernando Sánchez Blanco- “se incorpora también una plusvalía de dinamización social del ámbito rural en el que el artista no interviene unilateralmente, sino que se crea un espacio común y colectivo de carácter participativo e integrador”. Alex, uno de los jóvenes participantes remarca la idea de que con esta actividad "estoy aprendiendo no solo a crear una obra de arte sino también a manejar nuevas herramientas y materiales, y así no me aburro en verano".  Lourdes, la única mujer reivindica su papel y, aunque ya tenía amplios conocimientos en el manejo del metal, "hephaistos me ha permitido aumentar y desarrollar sus conocimientos!.


Desde el ayuntamiento de Juzbado se subraya la gran oportunidad que ofrecen experiencias como esta en las que se establecen nuevas relaciones con el entorno en el mundo rural y nuevas estrategias para la acción.
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario